jueves, 19 de marzo de 2009

El dia del padre

Querido padre, te escribo hoy 19 de marzo del 2009, hoy para algunos es un día especial, sobretodo para aquellos que son padres, como tu. Yo no escribo por el día que es hoy, lo hago porque siento que no te he agradecido lo suficiente, tu me enseñaste a andar, me enseñaste que la paciencia es una gran virtud, ya que la demostraste conmigo cuando aprendí a hablar, cuando aprendí a comer solo. Aguantaste todos y cada uno de mis interrogatorios al más puro estilo Colombo, en los cuales siempre buscaba la pregunta más enrevesada, no sé si lo hacía por conocimiento propio, o para comprobar el tuyo.

Estuviste ahí siempre que te necesité, hiciste que mi infancia fuera feliz, no puedo quejarme de que me faltara algo puesto que tuve todo y más. Te encargaste de que mis cumpleaños no fueran simples días, hiciste de cada uno de ellos un día especial. Siempre estuviste en mis momentos de éxito y en mis grandes fracasos, sobretodo, mi GRAN fracaso. Fuiste tú quien me levantó cuando me dejaron roto, y fuiste tú quien; como buen padre, entonaste aquello de "el hijo pródigo a vuelto, vamos a celebrar una fiesta porque se había ido y ha vuelto", eso si, tu no sacrificaste cabezas de res en mi honor jejeje.

Quiero pedirte perdón, por todos esos dolores de cabeza que te he dado, por todas esas preocupaciones y por todas esas angustias que te he provocado. Fuiste tú el que estuvo a mi lado cuando me operaron siendo niño, y fuiste tú, cuando a mi corazón quiso funcionar bien, el que estuvo al lado de mi cama con una cara de preocupación que helaría al mismo miedo.

Hay muchas cosas que me gustaría agradecerte, muchas cosas que querría decirte, pero hay cosas que no se pueden expresar con palabras, solo con hechos.

Para cerrar esta carta, solo cabe decirte que te quiero. Y que eres el mejor maestro que un pupilo puede tener, ya que para mi quisiera lograr ser el modelo de padre para mi hijo que has sido para mi.

Gracias por dármelo todo. Un beso.

1 comentario:

Ángela dijo...

Muy bonito relato... Me ha emocionado...